No Quiero Que Tú Termines Como Empleado

El contenido que publicó en este sitioweb o les envié por email (si se suscriben) considero que es importante para cada uno ustedes, porque:

Yo No Quiero Que Tú Termines Como Empleado, Yo Quiero Que Emprendas Tus Propia  Empresa 
Empleado frustado. con exceso de presión, mala relación con el jefe o compañeros, más de 8 horas diarias, etc.
No Quiero Que Tú Termines Como Empleado

Pero para eso debemos cambiar nuestra mentalidad y las perspectivas de vida que tenemos, porque ser empleado en un call-center, administrador de redes computacionales o puesto similar no es lo máximo que pueden alcanzar, si utilizamos nuestras capacidades y experiencias actuales más las que están por adquirir en el futuro o en este sitioweb y sin dejar de aprovechar las pocas buenas oportunidades en nuestro país.
De acuerdo al escritor Alvin Toffler, la humanidad empezó del sedentarismo hacia la revolución agrícola, después por la revolución industrial, en donde se necesitaba muchos empleados para operar todo tipo de máquinas de una empresa, donde los dueños de empresas erán tan pocos que  se pueden contar con los dedos de una mano. Ustedes tienen la ventajas de encontrarse en la Era de la información, es obsoleto y un gran desperdicio educarse solo para terminar como empleado. En la sociedad del conocimiento, los emprendedores son los que progresaran hacia un mejor futuro con calidad de vida.
¿Cómo?

Aprovechando las ventajas de las  (especialmente los dispositivos móviles, medios sociales y otras nuevas tendencias nos dan):

  • Barreras de entradas bajas para crear un negocio
  • Amplios mercados a nivel continental o mundial
  • Bajos costos en equipamientos e insumos
  • No es necesario un local físico (Cero renta y pago por seguridad presencial)
  • Distribución ilimitada de bienes intangibles,  etc.

Por lo que al final, deseo que cada uno de ustedes haya :

Estaremos siempre en contacto:

Twitter: @ajaraujo

¿Por qué colgamos el teléfono cuando el número es equivocado???

Imagen

¿A quíen no le ha pasado que le cuelguen el teléfono? o peor nosotros lo hemos hecho.

La mayoría de nosotros tenemos la “fobia de cuelgo el teléfono”, y es normal porque el miedo es natural, pero cuándo hablamos de fobia, es cuando el miedo es más fuerte y a veces domina nuestros actos, paralizándonos frente a las oportunidades

Cuando marcamos un número telefónico y escuchamos que no es la persona que esperábamos que contestará, colgamos el teléfono de manera inmediata por el reflejo de nuestros músculos a la orden enviada por el cerebro.
¿Por qué colgamos el teléfono cuando nos equivocamos?
Porque de esa forma ha sido entrenado nuestro cuerpo, principalmente a  nuestra mente,  porque no ha habido una personas(padre, maestro, coach o mentor) que nos haya dicho que es de mala educación hacerlo, de acuerdo a la etiqueta y protocolo la forma correcta es pedir disculpas a la persona que se tomó el tiempo para contestar la llamada, posiblemente si tuviéramos en frente a la persona sí hubieras pedido disculpa, pero como el teléfono y otros equipamientos como la computadora nos permiten comunicarnos sin estar en el mismo lugar físico, hay una parte del cerebro que no logra captar que es otra personas de carne, huesos y sentimientos con la que estamos hablando

Pero la verdadera razón es que tenemos miedo al fracaso y a la equivocación

Lo mismo sucede cuando queremos emprender un negocio, como no hemos recibido los conocimientos necesarios para actuar de la mejor manera, porque los mentores con los que hemos contado no han sido lo suficientemente bueno para concientizar-nos que ser empleado de un “call-center”, en el área de “soporte técnico” no es la opción más grande que podemos alcanzar.

Aunque no hemos contratado ningún mentor, pero sí hemos tenidos varios  y los he mencionada arriba, empezando por sus padres.
Esa es precisamente la solución conseguir el mejor mentor posible que nos guié eficaz (objetivos relevantes) y eficientemente (recursos necesarios). En el área espiritual tenemos un gran ejemplo aunque ya no está físicamente con nosotros; en la salud o deportes podemos contratar a un entrenador, en el conocimientos tendremos a muchos,  pero necesitamos analizar que es lo que ellos han hecho ellos con ese conocimiento. y en los negocios pocos tienen la bendición de tener un jefe que nos aliente, no solo por la empresa sino que también por tu propio progreso, incluso reconociendo que para que logres tu mayor potencial tienes debamos saltar del árbol y volar lejos.La última opción es conseguir con nuestros recursos y a nuestro alcance presencial y virtualmente un mentor que nos exija más de lo que uno  mismo lo puedo hacer.