Formula del éxito y sus 2 variables fundamentales #PNT 1.2

Éxito empresarial
Éxito empresarial = competencia empresarial + espíritu emprendedor
“Un optimista ve una OPORTUNIDAD en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad”. (Winston Churchill)

El éxito empresarial no necesariamente está ligado a la preparación académica de una personas, porque también se puede aprender de manera informal, principalmente a través de un mentor  que nos guíe por el camino que él ya recorrió, en el caso de Steve Jobs dejó de estudiar en la universidad a los 6 meses, pero siguió asistiendo como oyente a la clase de caligrafía que le sirvió para poder Visualizar y aprovechar la oportunidad que significaba una computadora con interfaz gráfica. La 1a. variable fundamentar del éxito empresarial es la capacidad  profesional de cada una de las personas, estas son los conocimientos y  habilidades necesarias para realizar una actividad o función de manera competitiva frente a los colegas nacionales o extranjeros. El problema es que la educación formal, solo enseña competencias para ser empleados: administrador de empresas de otra persona, mercadologo de campañas de otros, contador de los ingresos del dueño, ingenieros industriales o en sistemas computacionales, etc., muy pocos nos motivan y nos mentalizan a ser dueños de empresa, y no me refiero a conformarse con : una consultora en mercadeo o administrativa,  despacho contable, taller de reparación de computadoras, bufete jurídico o una clínica médica; que solo sería llegar al 2o. nivel del cuadrante del flujo de efectivo (cashflow)  como vimos ; me refiero a desarrollar por lo menos una gran empresa, pero para ello se necesitan no solo las capacidad profesional en un ámbito específico como la contabilidad (por decir un ejemplo), sino que es necesario continuar aprendiendo a través de libros, educación formal,  informal o adquiriendo experiencia con un empleo o un mentor, en los ámbitos de , porque si no hay ventas no hay ingresos para ninguna empresa, en el área de , para el buen uso de las utilidades generadas con las ventas, y otras áreas más dependiendo del tipo de empresa. La mayoría a pesar que logran maestrías, postrados o doctorados se queda como profesional independiente o empleado, que son roles de la era industrial, obsoletos en la era de la información, en donde no es necesario invertir en tierras o máquinas industriales, en donde cualquiera puede hacer publicidad masiva a través de Internet; aunque cuando digo cualquiera, me refiero a que todos tenemos acceso, no que es fácil hacerlo eficazmente. Por lo que no basta con tener las capacidades, sino que también hay que tener un espíritu emprendedor, y la palabra espíritu está bien puesta, porque no es “lo que sé” ni “lo que sé hacer”, sino “lo que soy”, mi actitud positiva hacia los retos y obstáculos, es cómo el software de una computadora que sin él, el hardware no sirve de nada, lo mismo pasa con el ser humano, si no desarrollamos nuestro espíritu, de nada nos sirve ser la mente más brillante ni el hombre más fuerte del mundo, si no tenemos la predisposición de hacer las cosas, movernos para que las cosas se hagan,  ser creativo para solucionar los problemas, poder liderar a otras personas que es el principio de los dueños de empresa. En artículos posteriores veremos las 5 características para ser creativo, y otras 5 para ser líder y por consecuencia ser emprendedor, sin olvidar la responsabilidad.

La creatividad  y el liderazgo se desarrollan con el fortalecimiento y aplicación responsable de las Características  Emprendedoras Personales (CEPs). (McLelland)

Personalmente admiro a Steve Jobs por sus 2 principales cualidades: innovador y visionario, logrando posicionar nuevos productos en el mercado como: el iPod y el iPhone.

 

Y tú ¿Qué cualidades crees que tienen las  persona exitosas que admiras? en cualquier ámbito A diferencia de lo que creen la mayoría sobre las personas exitosas, que nacen con esas cualidades o con el dinero suficiente, la verdad es que el verdadero origen de su éxito empresarial ha sido desde pequeña (startup) o derivada (spinoff) de una que inicio pequeña.

Anuncios

3.1- Análisis y Descripción de Puestos y Funciones:

El objetivo del “Análisis y Descripción de Puestos de Trabajo” (ADP) es el de definir de una manera clara y sencilla las tareas que se van a realizar en un determinado puesto o cargo y los factores que son necesarios para llevarlas a cabo con éxito dando como resultado un documento llamado el Perfil del puesto

img670976

Su importancia es tal, que debería considerarse como un método fundamental y básico para cualquier organización, sin embargo se considera como un procedimiento “no importante”, o al menos “no tan necesario”, como otras herramientas utilizadas.
Dentro de la Unidad de Tecnologías de Información, existen determinadas funciones típicas que son desempeñadas por diferentes personas, con diferentes perfiles. Dependiendo del tamaño y la estructura de la unidad se crearan cargos específicos para cada una de ellas, aunque frecuentemente encontramos que una misma persona, realiza más de una función.
Tratar de definir cada uno de los puestos de trabajo resulta complicado debido a la gran variedad que se puede presentar. Como ejemplo de la complejidad de la definición, se muestra el problema existente entre análisis, programación e implementación. Es evidente la interacción entre programación, análisis e implementación de sistemas informáticos. Estas tres funciones se derivan una de otra y están en estrecha relación hasta tal punto que se puede dudar muchas veces sobre las cualificaciones y conocimientos que se requieren de sus titulares.

Características Comunes del Personal Informático

Los empleos de informática, por su diversidad, no permiten trazar un perfil típico del informático. Es preciso, por otra parte, definir lo que es un informático, pues este neologismo reclama precisarse.
Se puede admitir que informático es aquel que, por la naturaleza de sus tareas, debe, para ejecutarlas, tener un cierto conocimiento de las posibilidades de los sistemas informáticos, entendiendo que el nivel, el grado, la amplitud de estos conocimientos puede, entre los extremos, variar según la función ejercida.
La adquisición de los conocimientos es una cuestión de enseñanza y de aprendizaje; por el contrario, las actitudes son cualidades personales que los conocimientos desarrollan, refuerzan, afinan y/o afirman, pero jamás crean.
En un recuento global, las actitudes en los empleos informáticos se subdividen en cuatro categorías:

  • Intelectuales.
  • De carácter.
  • De competencia.
  • Sociales.

A estas categorías viene a unirse la formación, que puede ser general, específica y/o profesional, para muchos de los perfiles, las cualidades son comunes y más o menos precisadas.
La informática requiere cualidades muy marcadas, y es por dos razones principales. La primera se basa en el hecho de que los trabajos automatizados precisan largos estudios para su puesta en funcionamiento, que deben ser precisos y definitivos.
La segunda depende directamente de los costos de explotación, cuyo importe, la utilización de un sistema informático de precio siempre muy elevado, no es, sin embargo, nunca suficiente como para que no se espere una perfecta rentabilidad. No hay que olvidar, igualmente, que la informática es un servicio no productivo directamente y, como consecuencia, no debe suponer una excesiva carga en los gastos de la empresa.
Esta razón es, pues, suficiente para no cometer la menor negligencia en la calidad y competencia del personal que, sin lugar a dudas, importa más para el éxito y el buen nombre del servicio informático que el tipo y la clase de material explotado o a explotar.
Si se tuviesen que seleccionar las tres cualidades fundamentales de un informático, se citaría: lógica, sentido del detalle y sentido de lo esencial. Mediante la adecuada formación especializada es posible incrementar o desarrollar estas cualidades, obteniendo como resultado el informático que la sociedad precisa.

Seguir leyendo